Pitbulls: Crianza responsable para evitar ataques y agresiones

Si bien no son animales tan grandes, son muy macizos. Tienen una mordida fuerte y sostenida, de modo que cuando toman una presa no la sueltan. Por lo tanto se debe tener un dueño muy responsable, que sepa cómo manejarlo, ya que al igual que con cualquier animal o cachorro hay que tener en cuenta una crianza adecuada con especial hincapié en la sociabilización.

En la mayoría de los casos de ataques que tomaron más relevancia, los perros atacaron a otras personas y en algunos a sus propios dueños, y es por ese motivo que los especialistas ponen el foco en la crianza responsable.

A cualquier cachorro lo tenemos que acostumbrar a estar con personas de todas las edades, con diferentes características y capacidades; socializar en diferentes ambientes y lugares, acostumbrarlo a los ruidos de la calle y por sobre todo a estar con otros perros. De esa manera, empezamos a armar pautas para evitar que a futuro haya problemas de agresividad.

Es muy importante el tipo de juego: nunca debe ser pelear o tironear. El dueño debe evitar aquello que lo incite a morder y a gruñir, la interacción siempre debe ser controlada. Además las personas deben habituar al perro a usar collar fijo, a los paseos por la calle con el bozal canasta. Por otro lado, se debe dejar muy en claro dónde debe comer, dormir y quién tiene que tener la iniciativa de los contactos.

Hay que enseñarles a los niños también cuestiones básicas, como que no se le suban encima cuando está comiendo ni intenten jugar. Por otro lado, no acercar la cara del niño a la cara del perro porque el animal puede reaccionar por cualquier motivo, ya sea por dolor o miedo.

La clave para evitar cualquier inconveniente es la crianza responsable con hincapié en la sociabilización. 

Abrir chat