Patologías frecuentes del gato geronte

El proceso de envejecimiento y sus consecuencias varían con la raza y estilo de vida del animal.

La mayoría de los gatos son considerados gerontes hacia los 8 a 10 años de edad.

Los efectos abarcan:

  1. Cálculos dentales, enfermedad periodontal, pérdida de dientes, úlceras bucales, hiperplasia gingival.
  2. Disfunción hepato pancreática: alteraciones digestivas como anorexia (falta de apetito), vómitos, diarrea y/o defecación infrecuente.
  3. Incremento del porcentaje de peso corporal representado por grasa.
  4. Pérdida de la elasticidad cutánea, pelo seco por disfunción de glándulas sebáceas.
  5. Alteraciones estructurales del corazón y vasos sanguíneos.
  6. Pérdida del tono y masa muscular, artropatías degenerativas, alteraciones ambulatorias.
  7. Hiporreactividad a estímulos, alteración de la memoria, reducción auditiva, del gusto y olfato.
  8. Menor sensibilidad a la sed, reducción de termorregulación, actividad física y tasa metabólica.

Existen tratamientos posibles para gerontes y tratamientos específicos para cada afección.

Hay lesiones que lamentablemente son irreversibles, pero en otros casos es posible mejorar la calidad de vida a través de los tratamientos.

¡Consulta siempre a tu veterinario de confianza! 

Abrir chat