Gatos castrados

Luego de la castración pueden producirse ciertos cambios en el comportamiento y organismo de tu gato. Esto se debe principalmente a modificaciones en su metabolismo y a la menor producción de ciertas hormonas.

Son menos propensos a extraviarse y sufrir accidentes debido a que salen de casa con menor frecuencia o no salen.

Se reduce el nivel de agresividad, lo que genera que haya menos peleas, menor cantidad de lesiones y riesgo de contraer enfermedades infecciosas.

Se reduce la posibilidad de desarrollar tumores mamarios.

En el caso de los machos, disminuye el comportamiento de marcaje urinario del territorio y el olor de la orina.

Suelen convertirse en una compañía más calma.

Las hembras no manifiestan su típico comportamiento de “maullido de llamado” que ocurre durante el celo.

Cuidados

A partir de la castración, el metabolismo de los gatos se modifica, por lo tanto hay que cambiar su nutrición de acuerdo a sus nuevas necesidades energéticas. De esta forma vas a prevenir sobrepeso. Por ejemplo, un gato luego de ser castrado puede aumentar fácilmente un 33% de su peso en 3 meses.

Prevení los cálculos urinarios

Los gatos castrados son más propensos a desarrollar cálculos urinarios de oxalato de calcio o de estruvita debido a que suelen disminuir su ingesta de agua.

Te invitamos a seguir estos cuidados para evitar la formación de cálculos urinarios:

Déjale siempre a disposición agua fresca y recordá cambiarla todos los días.

A los gatos les gusta el agua en movimiento, incluso pueden preferir beber de una canilla antes que del bebedero. Tratá de identificar si este es el caso de tu gato para ayudar a estimular su consumo de agua.

Bríndale una nutrición específica que contribuya a reducir la concentración de los cristales que forman cálculos en la orina.

Proba distintos formatos de bebederos para conocer cuál prefiere tu gato.

 

Cuidados pre y post cirugía

Antes de la cirugía:

Seguí las indicaciones de tu veterinario para la preparación antes de la cirugía.

Es importante que realice 12 hs. de ayuno sólido y 6 hs. de líquido.

Luego de la cirugía:

Bríndale un espacio tranquilo dónde pueda descansar y se sienta seguro. Es importante que cuente con mantas que tengan su olor y le den calor.

Luego de las primeras horas después de la castración, es importante incorporar de a poco el alimento y el agua. La frecuencia y cantidad te lo va a indicar su veterinario.

Acudí a los controles que te indique tu veterinario. Revisa periódicamente la zona de la cirugía y consulta inmediatamente con tu veterinario en caso de notar algún cambio.

Una vez que tu gato se haya recuperado de la cirugía, es recomendable cambiar su nutrición habitual por una más específica para gatos castrados. Esa transición deberá realizarse en forma gradual durante una semana.

Abrir chat